Login

X
Usuario
Contraseña
cerrar
powered by eBD

Noticias

La licencia de obras de la Sagrada Familia, en punto muerto
Septiembre 22, 2017
facebook twitter
La Sagrada Familia sigue trepando por el cielo barcelonés exactamente igual que lo ha hecho desde hace más de un siglo: sin licencia de obras del Ayuntamiento de Barcelona. Hace un año, tanto el consistorio como los responsables de la Junta del Templo se emplazaron para afrontar la cuestión de cómo poner fin a la anomalía, algo que comportaría necesariamente el pago de la licencia de obras que, según la previsión municipal, se liquidaría en 2017. De momento, las dos partes reconocen que todavía no han llegado a acuerdo sobre la regularización urbanística y menos, todavía, sobre el coste.

La visita de obras que suele hacer anualmente el templo de la Sagrada Familia en vísperas de las jornadas de puertas abiertas ?lo serán los días de las fiestas de La Mercè? evidenció que el ritmo de construcción del templo que ideó Gaudí sigue a toda máquina y que el hecho de que siga siendo un edificio fuera de normativa no altera, en absoluto, el calendario fijado. Con dos fechas en rojo; 2022 como el año en el que se concluirán las torres que faltan ?la de Jesús (172 metros), la de María (138) y las cuatro de los evangelistas (135)?y que 2026 como el fin de toda la obra arquitectónica del conjunto del templo, con excepción de la fachada de la Glòria.

?Desde hace un año se está trabajando con el Ayuntamiento con el fin de tener la licencia y regularizar las obras. Para eso se tiene que hacer un plan especial previo que determine la volumetría del edificio. Nosotros hemos hecho una propuesta y estamos esperando la respuesta municipal?, explicaba el arquitecto director de las obras Jordi Faulí al ser preguntado por la licencia de obras. Repreguntado sobre si existía desacuerdo en cuanto al coste de la licencia, Faulí insistió en que no se trataba del coste solamente sino de planeamiento urbanístico global. Otras fuentes conocedoras de las negociaciones entre el templo y el Ayuntamiento apuntan, sin embargo, que el escollo es, precisamente, el pago de la licencia.

MÁS INFORMACIÓN
La Sagrada Familia tendrá y pagará licencia en 2017
La Sagrada Familia trepa por el cielo de Barcelona
El consistorio, por su parte, no se mueve del terreno de la ambigüedad. Hace un año se determinó que se formaría una comisión con técnicos municipales y del templo. Una mesa de trabajo que se ha reunido en ?diversas? ocasiones. No aclara tampoco cuál es el estado de las negociaciones, solo que se encaminan a ?un plan especial que dé cobertura a la licencia?. Tampoco aclaran qué pasará con el hecho de que la fachada de la Glòria ?la de la calle de Mallorca? esté adelantada sobre la alineación de la acera, una situación que denunciaron los vecinos de la Sagrada Familia ante el propio consistorio. Un adelantamiento que se volverá a repetir en la calle de Provença cuando el templo construya la capilla de la Assumpta que sobresale de la alineación de la acera de esa calle. ?Es muy poco, apenas 30 centímetros?, confirmaron portavoces del templo. Esas dos anomalías son, de acuerdo con su versión, dos de las cuestiones que están sobre la mesa de negociación con el consistorio.

Y si la regularización de lo ya construido sobre la manzana que ocupa el templo sigue sin alcanzarse, los planes que tenía la Junta de continuar con la gran escalinata sobre la calle de Mallorca no saldrán del cajón en un buen tiempo: ?Eso requeriría un segundo planeamiento urbanístico y entendemos que es mejor dejarlo para más adelante?, concretaba Faulí. Ese planeamiento, de aprobarse, comportaría un reguero de expropiaciones y de realojamiento de las familias afectadas en pisos que, hoy por hoy, están sin construir.

Las obras del templo avanzan según las previsiones de los responsables de la junta constructora. Ahora, las torres de Maria, de Jesús y las de los cuatro evangelistas? Marc, Mateo, Lluc y Joan? se encuentran en planos parecidos, especialmente la de María, que mide 78 metros, en relación con la de Jesús, que está en 82. Las restantes se encuentran entre los 83 y los 80 metros. La progresión de las torres, especialmente la de Jesús que ahora está tapada por la de María, se apreciará más en el skyline de la ciudad a partir del año próximo. En 2019, la de Jesús llegará a los 116 metros y un año más tarde trepará a los 139.

Un vistazo desde la altura actual de la torre de Jesús deja empequeñecida la torre de las Aguas que levantó Jean Nouvel junto a la plaza de las Glòries. Un efecto visual que será completamente cierto cuando esa torre del templo esté terminada ya que sus 172 metros ?los que tendrá cuando se coloque la cruz que la coronará? hay que sumarle otros 30 de la diferencia de cota entre ambos puntos de Barcelona, según explicaba uno de los responsables del equipo. Cuando esa torre esté concluida se podrá subir por ella por escaleras o por un ascensor de estructura de cristal que ocupará el tronco central.

También se podrá pasear por los brazos de la cruz más largos que tendrán 15 metros de longitud, de acuerdo con los detalles explicados en la visita de obras. Asimismo, se podrá transitar por los puentes que existirán entre las torres de Jesús y María, una estructura de paso que ahora ya es perceptible en medio de los andamios.
<< Volver al listado

Home | Acerca de Nosotros | Anunciar | Contactanos | © 2019 Artista Mundo
Optimizado para Internet Explorer 7.0 y Mozilla Firefox 2.0
Recomendamos descargar la última versión de Adobe Flash Player